Estados Unidos.- No dormir las horas suficientes por las noches por periodos prolongados puede hacer que aumentes de peso, de acuerdo a una investigación de la Universidad de Chicago realizada por Centro del Sueño y Metabolismo.

Esta ganancia de peso puede ser estimada en hasta un kilo por semana, ya que los parámetros que definen la ganancia de peso está determinada por factores individuales, como el metabolismo y la dieta.

La investigación resaltó que no dormir las horas suficientes durante la noche hace que sientas más apetito durante el día y obviamente al comer más, aumentas más de peso.

Se estima que las personas que no duermen las horas recomendadas para su edad, pueden consumir hasta 300 calorías más al día. El aumento se vuele más considerable si no se realiza actividad física.

La ingesta de alimentos se debe a que el cuerpo reclama la energía necesaria que debió obtener durante las horas de sueño y para mitigar la sensación de fatiga que la falta de sueño le provoca.

Cuando se duerme, el cuerpo provoca que se libere la hormona conocida como Ghrelin, la que se dedica la sensación de saciedad, si esta no se libera en la cantidad necesaria, se siete más hambre durante el día.

Dormir mal o poco tiempo, también se relaciona con una tendencia al desarrollo de depresión y ansiedad, además encamina a las personas a la elección de hábitos alimenticios poco saludables.

De acuerdo a Clínica Mayo, la cantidad de horas de sueño varían de persona a persona y depende de varios factores, como la edad, pero se tienen pautas de sueño como las siguientes:

Recién nacidos: De 14 a 17 horas al día
12 meses: Unas 10 horas por la noche, más 4 horas de siestas
2 años: Unas 11 a 12 horas por la noche, más una siesta por la tarde de 1 a 2 horas
De 3 a 5 años: De 10 a 13 horas
De 6 a 13 años: De 9 a 11 horas
De 14 a 17 años: De 8 a 10 horas
Adultos: De 7 a 9 horas

Destaca que aún cuando te sientas bien al dormir pocas horas durante la noche, es probable que tu rendimiento se vea afectado.

La falta de sueño no solo afecta a la persona con problemas para dormir. La fatiga ha sido vinculada con accidentes tanto leves como graves. Si no se duerme lo suficiente, su cerebro tiene problemas para desempeñar funciones básicas. Puede tener problemas para concentrarse o recordar cosas.