El desayuno sigue siendo la comida más importante del día, incluso si estás a dieta. Las personas que desayunan todos los días tienden a controlar su peso mejor que los que no desayunan. Pero eso no significa que puedas comenzar tu día con tocino y tostadas blancas y esperar que bajes de peso. Elegir alimentos saludables para el desayuno mientras estás a dieta puede ayudarte a perder esos kilos de más y mantenerlos alejados.

Si estás a dieta y por la mañana piensas que comes demasiado poco como para poder pasar la mañana, entonces es necesario que sigas leyendo porque te va a interesar. A continuación vamos a darte algunas ideas de desayuno para que puedas hacer si estás a dieta. De esta manera podrás quedar saciado antes y lo mejor de todo, podrás pesarte cada mañana y comprobar que estás perdiendo de peso (¡siempre y cuando sigas con tu dieta el resto del día y también hagas ejercicio diario!

Granos integrales

Los granos integrales como la granola, la avena y las tostadas de trigo integral son los alimentos ideales para el desayuno para alguien a dieta. La fibra en los granos integrales te mantiene saciado para que no «engañes» en tu dieta y disfrutes de un refrigerio rico en calorías más tarde en el día.

La inclusión de la avena en tu dieta baja en calorías aumenta la pérdida de peso y reduce los niveles altos de colesterol. Las personas a dieta que comieron avena todos los días perdieron un promedio de4 kilos en un período de 8 semanas y disminuyeron significativamente sus niveles de colesterol total y también colesterol «malo».

Fruta

Intenta comenzar el día con frutas frescas como plátanos, manzanas, melones y bayas. Las frutas frescas tienen una baja densidad de energía. La densidad energética mide cuántas calorías contiene un alimento en comparación con tu peso. Comer alimentos con baja densidad de energía le permite disfrutar de un alto volumen de alimentos sin consumir demasiadas calorías.

Yogur
Los productos lácteos bajos en grasa,como el yogur y la leche, son opciones convenientes para el desayuno que pueden acelerar la cantidad de peso que se pierde al hacer dieta. Las personas que hacen dieta que comen lácteos tienden a perder y mantener la pérdida de peso mejor que las personas que rara vez los comen.

Huevos

Algunas personas que hacen dieta evitan los huevos como una opción de desayuno, ya que son ricos en grasas. Esto es un error, según un estudio encontrado en el «International Journal of Obesity» de agosto de 2005. Los adultos con sobrepeso que tomaron huevos para el desayuno perdieron un 60% más de peso que los que comieron bagels. Los huevos también ofrecen un valor nutricional en forma de proteínas, vitamina E y vitamina B-12, todos los nutrientes que necesita para una buena salud.

A partir de mañana por la mañana, ya puedes dejar las galletas o los bollos dulces en tu desayuno, porque ya conoces otras opciones mucho más saludables para que puedas comenzar a tener un desayuno adecuado, no solo a tus objetivos, si no también a tu salud y la energía que necesitas para poder continuar durante el día.

Si tienes dudas sobre cómo combinar los alimentos según tus gustos personales, entonces no dudes en acudir a un nutricionista o dietista cualificado que te oriente sobre la mejor combinación de alimentos. Podrás hacer una dieta que tenga que ver con tus gustos pero que al mismo tiempo pueda recortar las calorías lo suficiente como para que al final de la semana puedas ver los resultados reflejados en la báscula. Todo tu esfuerzo merecerá la pena siempre y cuando sepas escoger los alimentos adecuados y también hagas ejercicio de forma diaria, aunque sea de forma moderada.