Coahuila.- Una jovencita de 15 años de edad murió por comer cabello de manera compulsiva, de acuerdo al dictámen emitido por la Fiscalía de Justicia del Estado de Coahuila. La jovencita de nombre Katia Jatziri falleció por tricofagia, conocido también como el “síndrome de Rapunzel”.

La autopsia reveló que el intestino de la adolescente estaba obstruido por cerca de un kilo de cabello. Se cree que la jovencita comenzó desde chica con este hábito pues la cantidad de cabello es equivalente a la que se podría consumir en 10 años.

Los padres revelaron que no estaban enterados de la situación de la pequeña, antes de las investigaciones interpusieron una demanda por negligencia ante el Insituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) argumentando que no recibió atención oportuna.

Pero los padres también podrían ser acusados por omisión de cuidados, puesto que la chica apenas pesaba los 20 kilogramos. El IMSS señaló que cuando la joven llegó a consulta médica le aplicaron un tratamiento para elevar las plaquetas.

El síndrome de Rapunzel se trata de una condición secundaria de la tricotilomanía que es la pérdida de cabello por las ganas de jalarlo y retorcerlo hasta que se desprende. Los pacientes son incapaces de detener este comportamiento, incluso aunque su cabello se vuelva más delgado.

Los síntomas generalmente comienzan antes de los 17 años. El cabello puede perderse por parches redondos o a lo largo del cuero cabelludo, lo que causa un efecto de apariencia desigual. La persona se puede arrancar otras áreas de cabello, como las cejas, las pestañas y el vello corporal.