Decidida a seguir con una alimentación, ¡lo más sana posible! Continúo en la búsqueda de alimentos que me aporten más nutrientes y beneficios a mi cuerpo, y he encontrado uno que realmente me ha sorprendido con sus beneficios: el jitomate.

Para muchos, eljitomate o tomate rojo no es de nuestros frutos favoritos, sin embargo, ahora que te cuente los beneficios, ¡es mejor que le vayamos agarrando sabor!

De acuerdo a una publicación en la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana de la UNAM,  el tomate en farmacología se ha demostrado que tiene extractos etanólicos en la hoja y tallos, por lo que presentan actividad antifúngica, anticoagulante, antihistiaminica y antiviral.

Por ello, una excelente opción para consumirlo es mediante jugo, pues contiene flavonoide. Convirtiéndolo en un jugo antioxidante, que protegerá a nuestro cuerpo no solo de un envejecimiento prematuro, sino también de enfermedades. Pues la función de los antioxidanetes es justo esa, proteger el cuerpo de los radicales libres.

 

Tenemos tres recomendaciones para preparar el jugo de tomate, estos son los ingredientes que necesitas: 

Jugo #1

  • Dos tomates maduros
  • Tres ramitas de perejil fresco
  • Una pizca de albahaca fresca
  • Media cucharada de aceite de oliva
  • Jugo de un limón

Jugo #2

  • 3 tomates maduros
  • 3 tallos de apio
  • 1 pepino
  • Jugo de un limón

Jugo #3

  • Un tomate maduro
  • Dos zanahorias
  • Una manzana
  • Jugo de un limón

Preparación para los tres jugos de tomate:

  1. Elige  una de las tres opciones de jugo de tomate.
  2. Lava todos los ingredientes y colócalos en la licuadora
  3. En todos los casos, lo último que agregas es el jugo de limón, antes de servir.
  4. Licua por varios minutos y bébelo de preferencia por la mañana.

Las tres combinaciones de jugo de tomate es ideal para comenzar el día y protegerte de enfermedades. ¿Qué dices, empezamos a prepararlo?