Aunque duele aceptarlo, muchas de nosotras hemos padecido del mal aliento al menos una vez en la vida, ya sea porque comimos algo muy condimentado, o por alguna enfermedad.

Pero no temas, que el mal aliento se puede combatir muy fácil con algunos remedios.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato es un muy útil para eliminar los olores, incluso los del aliento.

Para usarlo necesitas:

1/2 vaso de agua tibia 1 cucharada de bicarbonato

Preparación:

Es muy fácil, sólo debes mezclar el agua con el bicarbonato y después hacer gárgaras.

Repite esto unas dos veces al día y en menos de una semana verás la diferencia.

Perejil

El perejil, al contener clorofila, es muy bueno para el mal aliento y refrescar tu boca.

Para usarlo necesitas:

1 puñito de hojas de perejil 1/2 taza de vinagre de manzana

Preparación:

Pica el perejil muy bien y mézclalo muy bien con el vinagre. Deja reposar por 20 minutos y mastica las hojas (no las tragues).

Después enjuaga tu boca y listo.

Ahora sí, aliento fresco en sólo minutos.