Estados Unidos.- Investigadores de la Universidad Estatal de Michigan, Estados Unidos encontraron que los adultos que han perdido la capacidad olfativa aumentan en un 50 por ciento el riesgo de muerte en 10 años que las personas que no tienen problemas olfativos. La investigación se publica en la revista Annals of Internal Medicine.

Honglei Chen, epidemiólogo de la Universad dijo que el deterioro del olfato se vuelve común conforme las personas envejecen y este se vincula con un mayor riesgo de muerte, «Nuestro estudio es el primero en observar las posibles razones por las que predice una mayor mortalidad», dijo Cheng.

Los datos para esta investigación fueron tomados del Estudio ABC, del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento. De ahí extrajeron la información de 2 m il 300 adultos entre 71 y 82 años de edad durante un periodo de 13 años.

En el estudio se incluyeron hombres y mujeres, blancos y negros, que completaron una prueba de olor de 12 olores comunes. Luego, los investigadores clasificaron a los participantes como si tuvieran buen olfato, moderado o pobre.

En comparación con los adultos mayores con buen sentido del olfato, aquellos con mal olor tenían un riesgo 46% mayor de muerte a los 10 años y el 30% a los 13 años.

El mal sentido del olfato puede ser un signo precoz y sensible de deterioro de la salud antes de que sea reconocido en la oficina del médico, dijo el investigador.