La frase “andas de corriente” se presta mucho para bromas después de que recibes esa descarga eléctrica pero sabes, ¿por qué algunas personas dan “toques? Los “toques” no solo se presentan cuando un aparato eléctrico ocasiona una descarga, también se da entre personas, pues un simple roce puede hacer que sientas esos “toques” que te recorre todo el cuerpo.

De acuerdo a la Ley de estática, la electricidad estática sucede cuando dos materiales se frotan entre sí, ocasionando una acumulación de cargas eléctricas.

Los “toques” o descarga eléctrica es ocasionado porque los cuerpos poseen carga positiva y carga negativa (protones y electrones), entonces cuando dos materiales entran en contacto, uno de ellos pierde electrones quedándose con una carga positiva y el otro gana estos electrones, obteniendo carga negativa.

En cada cuerpo las cargas de protones y electrones deben estar equilibradas, por lo cual, si uno perdió carga, al momento de tocar un cuerpo (conductor), es cuando ocurre la descarga y la sensación de “toques”.

De acuerdo a Jorge Hernán Estrada, profesor del Departamento de Ingeniería Electrónica de la Universidad Nacional de Colombia, la energía busca llegar a la tierra para liberarla pero cuando no existe otro camino directo a ella, se utilizan los cuerpos próximos para su liberación de los electrones que sobran.

No hay una forma científica de evitarlo por completo pues es un tema de física y las leyes de la estática, sin embargo, si se puede reducir.

La ropa con telas sintéticas muchas veces son los causantes de los “toques”, pues aunque no son precisamente telas conductoras, la constante fricción hace que la prenda pierda electrones y se cargue positiva.

Las telas sintéticas son las que se obtienen de los derivados del petróleo: poliéster, nylon o spandex. Tela hecha completamente de fabricación química.

¡La recomendación es utilizar telas naturales como algodón, lana, lino o seda!

Ahora sabes que el dar “toques”, no solo le puede pasar a algunas personas, puede ser cuestión de todos, pero para algunos es imperceptible y para otros influye mucho el clima y sus prendas de vestir.