El jengibre es una opción natural que te ayudará a combatir ciertos malestares y prevenir otros.

Datos de la British Journal of Nutrition revelan sus múltiples usos y beneficios a la salud, así que ya que los conozcas seguramente adoptarás esta planta en tu dieta diaria.

 ADÓPTALO EN TU DIETA DIARIA

 Mejores digestiones

El jengibre estimula el trabajo del páncreas, haciendo que se generen más enzimas que favorecen la absorción de los nutrientes, evitando tener digestiones pesadas.

Contra la congestión nasal

El jengibre puede aliviar algunos síntomas como la molesta congestión nasal. Beber su jugo facilita la expectoración, proceso que ayuda al cuerpo a eliminar los agentes infecciosos.

Combate el dolor articular

Actúa como antiinflamatorio y se ha demostrado que disminuye los dolores asociados a enfermedades articulares, reumáticas y dolores musculares.

Tiene poder antioxidante

Muchos de los compuestos que contiene el jengibre, como el gingerol, el paradol, el shogoal, el zingerone y los flavonoides, previenen el envejecimiento celular.

 Para las migrañas

Las migrañas tienen su origen en las prostaglandinas, unos lípidos que actúan contrayendo y dilatando los vasos sanguíneos cerebrales. El jengibre actúa directamente sobre las prostraglandinas y reduce el dolor.

Para el dolor de muelas

Tanto por su acción antibacteriana, como antiinflamatoria como analgésica, masticar jengibre crudo o prepararlo en infusión aliviará de manera natural este terrible malestar.

Implementar esta planta en tu dieta diaria te hará sentir más ligero y tu organismo te lo agradecerá. ¡Sólo es cuestión que te decidas ya!