PATROCINADO POR: ÓPTICA RAZO

Llanta, michelines, panza… son algunas, de las muchas expresiones que existen, y que sirven para nombrar un problema que va más allá de lo estético, pues es un indicador de que nuestra salud está en riesgos: la grasa abdominal (también conocida como grasa visceral).

Al rodear los órganos internos, la grasa abdominal se vuelve metabólicamente activa; lo que significa que libera sustancias químicas en el cuerpo, lo que puede ocasionar daños oxidativos: presión arterial y colesterol alto, accidentes cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer, de acuerdo a la Mayo Clinic.

 ¿Por qué acumulamos grasa en el abdomen?

 Aunque parezca difícil de creer se puede ser delgado pero con “pancita”, la razón está en que no solo la ingesta de comida influye en la acumulación de grasa… Aquí te revelamos las razones:

Razón 1. La forma del cuerpo de tu mamá es similar al de una manzana

 Mucho de lo que determina dónde se acumula la grasa se relaciona con nuestra herencia genética; es decir, nuestro cuerpo posee una especie de memoria lo que conlleva a que almacene o dirija la grasa a determinada zonas, porque así se lo indican los genes.

 Razón 2. La menopausia

 En esta etapa, de la vida de una mujer, la producción de estrógeno y progesterona se hace más lenta. Este cambio en las hormonas desacelera elmetabolismo y ocasiona una pérdida de la masa muscular.

 Razón 3. Duermes mal

Tener 5 horas de sueños o más de 8 horas, puede ocasionar que el cuerpo conserve más energía lo que se traduce en una acumulación de células grasa o bien, induce a un aumento en el  consumo de alimentos grasos o refinados.

 Razón 4. Haces el ejercicio incorrecto

 Aunque te cueste creerlo, dar vueltas a la manzana corriendo solo mejora tu condición física no te ayuda a perder peso en la zonas del abdomen; para ello debes llevar a cabo una rutina  de fuerza, porque los músculos queman más calorías.

 Razón 5. Estás envejeciendo

Al transcurrir de los años, sin importar el género, el cuerpo experimenta una reducción en la tasa metabólica; el organismo requiere de menos calorías para funcionar.

Otro elemento que puede ocasionar que la grasa se acumule en tu vientre es el estrés. Cuando se está bajo presión el cuerpo incrementa la producción de cortisol; hormona que altera la química de cuerpo y ocasiona que las células de grasa  aumenten su tamaño.

Ahora que sabes las razones por las que se acumula la grasa en el abdomen, podrás combatir este problema de forma más eficiente.

razo