CIUDAD DE MÉXICO.- ¿Algunas vez te has preguntado por qué cuando vas al médico te pide que saques la lengua y digas “aaah”? La respuesta es muy fácil, este órgano y otras partes de tu boca como las anginas, el paladar o los dientes, revelan mucho sobre tu estado de salud. Por ello, se dice que los dentistas son capaces de identificar enfermedades como la diabetes, la leucemia o el cáncer de páncreas y todas a través de la apariencia de tu boca, te decimos cuáles son las enfermedades que se reflejan en la lengua y solemos ignorar (preferirías no tenerlas).

Así como los ojos son el reflejo del alma, la lengua es el espejo de la salud porque, aunque no lo creas, el color y la textura de la lengua nos ayudan a descifrar si estamos sanos o enfermos y tal vez te preguntes, ¿cómo debería verse una lengua que indica que estamos sanos?

Si la tienes suave, flexible, no tienen grietas y además produce la cantidad de saliva necesaria significa que tu estado de salud es bueno.

Es importante que observes si tienes pequeños puntos rojos (que no sean las papilas gustativas), si parece que está “rayada”, o tienes una especia de nata blanca como algodoncillo, entre otras manifestaciones, ya que podrían ser los síntomas de enfermedades o infecciones graves como: la candidiasis, problemas digestivos, cáncer de lengua, demasiado estrés, anemia y otras enfermedades.

Por lo regular, la capa blanca que está por encima de la lengua es normal, pero siempre y cuando no sea una capa gruesa.

Para que no se forme esa capa debes cepillar la lengua cuando te laves los dientes, porque es una acumulación de bacterias que podrían enfermarte del estómago.

Pero no sólo debemos prestar atención a este órgano, de acuerdo con especialistas de MedlinePlus, los problemas más comunes que se presentan en la boca son:

El mal aliento: Puede ser falta de higiene o deberse a una enfermedad renal crónica.

Boca seca: Generalmente es por falta de salivación, pero si también está acompañada de un sabor amargo, en esta nota te decimos las enfermedades que se esconden tras este padecimiento.

Herpes labial: se presenta a través de llagas dolorosas en los labios y alrededor de la boca, puede ser un síntoma del VPH (así puedes identificar si tienes este virus en la boca).

Aftas bucales: Son úlceras dolorosas que dificultan comer o hasta sonreír y también las causa un virus o las bacterias en la boca.