Si las sábanas de la cama se llenan de bacterias, después de leer esto, correrás a lavar la funda de las almohadas.

En ellas se queda el maquillaje, sudor, saliva, células muertas y restos de productos del cabello, lo que propicia a un cultivo de bacterias y ácaros.

Un estudio de la Universidad de Kingston (Inglaterra) advierte que una cama alberga hasta 1.5 millones de estos insectos.

 Toma nota de todo a lo que podrías estarte exponiendo al no lavar la funda de las almohadas.

 ¿Dulces sueños?

 Alergias

 Los Acnés ácaros son los responsables de algunas alergias como taponamiento nasal, secreción, estornudos y picor (rinitis) así como de problemas más serios como el asma.

 Si no lavas las fundas de las almohadas, el sudor y las células muertas de tu piel provocarán que te salgan granos y espinillas.

De nada servirá que tengas una buena higiene diaria y retires el maquillaje por las noches, así que cambia tus sábanas una vez a la semana.

TIPS PARA LAVAR TUS SÁBANAS

-El lavado de sábanas debe de realizarse por separado.

– Evita mezclar con otra ropa

– Lava en una temperatura tibia a caliente para matar los ácaros

– Deja secar al aire libre

Tus defensas se debilitan

Cuando esto ocurre tienes mayores probabilidades de padecer bronquitis, gripe y dolor de garganta.

Respiras caspa…si bien te va

Toda la suciedad que a lo largo del día se acumula en tu cabello la dejarás sobre las fundas: caspa, escamas secas y grasa.

Deja de exponer tu salud y tu belleza de esta forma y a partir de hoy lava las fundas de las almohadas. Te aseguramos que ahora sí podrás dormir tranquila y sin compañía de ácaros.