Si eres de los que disfruta más estar solo que acompañado, tal vez sería buen momento para empezar a realizar cambios. Pues una investigación asegura que la soledad aumenta un 40% el riesgo de padecer demencia.

De acuerdo a una publicación en Journal of Gerontology: Psychological Sciences, un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Florida, realizó una investigación con datos de 12 mil participantes que recolectaron alrededor de 10 años, revelando que la soledad aumenta el riesgo de la demencia hasta un 40%, esto sin importar género, educación o contacto social con amigos o familia.

La directora de la investigación, Angelina Sutin, asegura que aunque no es el primer indicio que asocia la soledad con la demencia, si es una de las investigaciones y muestras más grandes, lo que da un importante resultado.

Durante los 10 años de la investigación, mil 104 personas desarrollaron demencia, sin embargo, afirman que estos números también están relacionados a que las personas que se sienten solas es más probable que desarrollen diabetes, hipertensión, depresión y con ello, la demencia, además que realizan menos actividad física.

Sin embargo, es importante se entienda que una cosa es estar solo y otro sentirse solo, pues incluso podría estar rodeado de muchas personas pero tener esa sensación de soledad.

Las principales explicaciones del vínculo soledad-demencia de acuerdo a este estudio son:

Se asocia a un malestar físico, una inflamación que cause daños al organismo, en especial relacionado al sistema nervioso.
Algunos hábitos que las personas utilizan para enfrentar la soledad pueden causar daños al cerebro, por ejemplo el consumo de alcohol.

Por ello, es importante crear vínculos con familia y amigos que ayuden a reducir esa sensación de soledad. De acuerdo a Clínica Mayo, los amigos previenen la soledad y tienen una gran repercusión en la salud y bienestar de las personas.

Así que ya sabes, pasa tiempo de calidad con tus amigos, familia y ayuda a tu cerebro a prevenir la demencia.