El veneno de la avispa Polybia paulista contiene un poderoso ingrediente para combatir el cáncer sin afectar las células saludables, reveló un estudio de investigadores de la Universidad del Estatal de Sao Paulo y la Universidad de Leeds (Reino Unido).

Investigadores brasileños y británicos han estudiado cómo actúa una molécula de la toxina sobre las células, la cual tiene la capacidad de discriminar entre células cancerosas y sanas, atacando sólo a las primeras.

El estudio publicado en Biophysical Journal detalla que el veneno de esta avispa contiene una molécula llamada MP1 (Polybia-MP1), que inhibe el crecimiento de las células cancerígenas de próstata y  cáncer de vejiga, así como a la leucemia.

Los  científicos sospechan que la respuesta se encuentra en las membranas de las células, ya que las células de cáncer tienen dos moléculas grasas en su membrana externa, que las células normales no tienen: fosfatidilserina (PS) y fosfatidiletanolamina (PE).

Terapias para el cáncer que atacan la composición lipídica de la membrana celular podrían ser una nueva clase de medicamentos contra el cáncer”, explicó el coautor del estudio, Paul Beales, de la Universidad de Leeds.

Los resultados sugieren que MP1 podría ser un buen candidato para un tratamiento del cáncer futuro. Si llegara a funcionar, sería el primer medicamento contra el cáncer en el mercado que se enfoca en las membranas lipídicas de las células.