El hermano de la fallecida Selena, A. B. Quintanilla reveló que tras un año de matrimonio con la modelo Rikkie Robertson, de 24 años, la relación ha llegado a su fin.

El músico confirmó que está oficialmente divorciado a unas semanas del lanzamiento del video de su sencillo «Sol», del disco «Blanco y Negro», clip en el que participará su ahora ex esposa.

Quintanilla resaltó que este momento es muy difícil para él, pero el estar rodeado de su familia le da tranquilidad.

Rikkie y A.B. sostuvieron un noviazgo de poco más de dos años antes de contraer nupcias en 2012 y por ello aclaró que la separación no tiene nada que ver con alguna infidelidad.

A.B. asegura que la separación no se dio por un tercero en discordia. «No hubo infidelidades. Viví un año muy feliz. Pensé de verdad que este matrimonio iba a durar, que iba a estar junto a ella para siempre».