Selena Gomez regresó este fin de semana a los escenarios luego de su retiro temporal. En diciembre del año pasado, la cantante anunció que cancelaba su gira por Australia y Asia para enfocarse en su tratamiento contra el lupus, enfermedad que padece desde hace varios años. “Después de muchos años de poner mi trabajo en primer lugar, necesito tomarme un tiempo para poder ser una mejor persona», declaró Gomez. El viernes 07 de marzo, retomó su gira con un concierto el Borderfest que se realizó en el State Farm Arena, en Hidalgo, Texas. Fue también su primera aparición público luego de pasar dos semanas en un centro rehabilitación. Pero el escenario no es lo único que ha vuelto a la vida de Selena, también su ex novio, el problemático Justin Bieber regresó para estar con ella y acompañarla durante su estancia en Texas, que es por cierto el estado natal de Selena.