Lo único que le faltaba a la memoria de Paul Walker y sus seres queridos… Se subastan los lentes de sol que el actor usaba justo el día de su muerte, pero eso no es todo, también se puede adquirir el extintor con el se trató de apagar el fuego que resultó del impactante choque.

Parece una broma de mal gusto, pero es realidad, ya que a través del portal BidAmi.com el vendedor de los artículos afirma que se encontraba en la escena del accidente automovilístico, ocurrido el pasado 30 de noviembre en Glendale, California, tratando de brindar ayuda, lo que no pudo pues la policía lo alejó.

Hasta el momento se han recibido tres ofertas, siendo la más alta de 605 mil dólares.