Eugenio Derbez, uno de los comediantes mexicanos más queridos del público mexicano, regresa a la pantalla chica a finales de 2013 con un programa de comedia que se incluirá en la programación de Televisa.
El retorno de Derbez no será barato para la empresa, pues el esposo de Alessandra Rosaldo regresó con la condición de tener un contrato millonario.
Después de largas pláticas con los directivos de la empresa de entretenimiento, éstos decidieron dar su brazo a torcer y aceptaron las condiciones del cómico.
Tener de vuelta el ingenio del actor significará un gran desembolso para Televisa, sin embargo, los ejecutivos están dispuestos a hacer el gasto pues Eugenio es garantía de que el público mexicano prenderá su televisión para ver las ocurrencias y el talento de Derbez.
NO TODO ES PÉRDIDA
La fidelidad de los espectadores desencadenará una serie de ventajas para La fábrica de sueños. La primera y más importante es el público sintonizará el programa en determinado canal y a determinada hora, registrará altos puntos de audiencia, provocando que los anunciantes busquen insertar su publicidad en ese bloque, y de ahí surjan ganancias para la empresa.
LO MISMO, PERO MÁS CARO
En este programa, del que se desconoce el nombre, Eugenio revivirá sus personajes más aplaudidos por los mexicanos, El longe moco, Aarón Abasolo, Armando Hoyos, Julio Esteban, Eloy Gamenó, El Pepe Roni, Nicolás Tranquilino, Marilyn Menson y su inolvidable Travieso diablito.
Derbez no creará nuevos personajes, de hecho, comentó a los ejecutivos que en el programa solo estarán sus personajes más reconocidos.
SE COTIZA
Luego de compartir créditos con actores como Eva Méndez, Adam Sandler y Rob Schneider, el trabajo de Eugenio Derbez se cotiza en varios ceros más. Tras probar las mieles del éxito en Hollywood, el cómico regresó a México sobrevaluado.