Tiziano Ferro deberá pagar más de tres millones de euros (más de cuatro millones de dólares) por evasión de impuestos, así lo informó la Comisión Tributaria Regional Italiana.

El portal Vanguardia indicó que el intérprete de Tardes Negras fue acusado porque se encontró que la residencia donde se establecía de 2006 a 2008 era ficticia.

Ferro se defendió alegando que el tiempo que no permanecía en sus casas en el extranjero era a causa de las constantes giras musicales, que lo obligaban a viajar a su natal Italia.

En 2006 el cantante italiano estuvo en el ‘ojo del huracán’ debido a unas declaraciones que hizo en un programa de televisión, donde dijo que «las mexicanas eran feas y bigotonas».