Tom Cruise rechazó trabajar con Jennifer López en una cinta de acción que se estrenará el próximo año, por causa de su religión.

El actor rechazó a JLO por ser amiga de Leah Remini, quien abandonó la Cienciología y habló mal sobre esta ante los medios de comunicación.

El profundo fanatismo de Tom hacia dicha creencia fue lo que lo hizo que rechazara compartir créditos con la actriz latina.