Tras casi tres años de procesos legales, el actor Julián Gil confesó que no extraña a su hijo Matías, a quien procreó con Marjorie de Sousa, pues no ha tenido la oportunidad de conocerlo bien.

Durante la conferencia de prensa de su nueva obra «¿Y si me caso?», el actor de 49 años de edad confesó que «lamentablemente» no extraña a su hijo. «Quisiera extrañarlo pero no lo extraño porque no lo conozco, no puedes extrañar algo que no tienes», mencionó Julián Gil.

Además, explicó que él prefirió ser feliz que tener la razón, por lo que decidió dejar en manos de sus abogados el tema.

«No es que me haya apartado del caso o que no quiera saber del caso pero tomé la decisión de empezar a vivir y lo dejo todo en manos de mis abogados, de los tribunales, lamentablemente en los tribunales son procesos pesados y creo que la persona que podrá tomar las decisiones y a quién le dejo todo es a la mamá de Matías (Marjorie de Sousa). En realidad la que está provocando y convirtiendo esto en una separación con el niño es ella, es el cuento de no es el juez, son los tribunales, es el proceso, no, es la mamá, no existe otra persona», dijo el actor.

Julián Gil también afirmó que no le guarda rencor a Marjorie de Sousa y hasta dijo que si ella decide tener otra pareja que sea la figura paterna de Matías para él está bien.

En cuanto a su obra de teatro, el actor mencionó que contará parte de su vida amorosa.