Toda producción debe de tener alguien encargado de cuidar la continuidad y en el caso de ‘Keeping up with the Kardahians’, esa persona está en problemas, porque los capítulos delatan la farsa del compromiso en el estadio AT&T Park.

El capítulo de la pedida de mano fue transmitido después de otro episodio en el que se veía a la socialité usando la sortija de compromiso.

El error fue destacado por el sitio estadounidense Rardar Online, quienes acusan de montar todo el espectáculo porque Kanye West ya había entregado la sortija a Kim.

El sitio de espectáculos indica además que en el mismo capítulo donde se ve el anillo, las hermanas de Kim ya hablan de la insoportable actitud que tomó por lo que será su segunda boda.

¿Qué más es falso en el programa de las Kardashian?

Satirizan relación Kardashian-West en South Park

Apenas en diciembre del año pasado la relación entre la pareja conformada por el rapero Kayne West y la socialité Kim Kardashian fue satarizada por los escritores y dibujantes de la serie animada ‘South Park’, en esta se hizo burla de la imagen sensual que Kardashian trata de transmitir siempre en sus redes sociales, programas de tv y cualquier aparición pública donde se esfuerza en mostrar sus atributos.

El personaje de Wendy en ‘South Park’ hace una crítica sobre la diva al decir: “Kim Kardashian es una pequeña mujer con sobrepeso que manipula su imagen y hace que las mujeres promedio se sientan horribles”.

El capítulo habla de cómo Wendy es rechazada por Butters para quien su ideal de belleza es la socialité cuyas fotos tapizan su casillero. En otro momento del programa se asegura que Kim en realidad es un ‘Hobbit’ y que su apariencia ante los medios en realidad es un fraude, ante lo que su pareja, Kanye West trata de convencer a la gente de que es mentira.

South Park, serie de animación creada por Trey Parker y Matt Stone, se ha caracterizado por su ironía y la sátira que hace de personajes de la vida pública, como Barack Obama, Saddam Hussein, Britney Spears, Justin Bieber, Michael Jackson y ahora Kim Kardashian.