A pesar de haber vivido experiencias desafortunadas en el amor y de que en este momento se encuentra sola, Kate del Castillo se consideró una persona segura que ha sabido destacar como actriz en el plano internacional, «soy una mujer feliz en busca de retos».

En entrevista, en un receso del rodaje de Visitantes, ópera prima de Acán Coen un thriller, Kate se da tiempo para hacer un recuento sobre su vida artística y algunas situaciones personales.

En el filme Kate da vida a Ana, una escéptica cirujana que se enfrentará a las fuerzas del mal cuando éstas repercutan de manera directa en su esposo Daniel (Raúl Méndez) y su hijo Sebastián (André Collin).

Tres décadas de trabajo en las que ha hecho cine, teatro y televisión, respaldan la carrera artística de Kate del Castillo, quien es hija del primer actor Eric del Castillo, quien le inculcó la pasión por la actuación, llevándola a soñar en grande.

Sin embargo, la oportunidad de hacer cine, le llegó con la película El Último Escape, en 1980, a lo que le siguieron otros proyectos y fue hasta 1991 cuando la telenovela Muchachitas le dio la popularidad, colocándola en el gusto del público.

«Como actor buscas trabajar constantemente, aunque he pasado también momentos críticos porque no hay trabajo, pero parte de eso se debe a que luego no hay proyectos interesantes, porque llegas a un momento en el que no te importa el dinero, sino buscas el reto», expresa.

«He tratado de no repetir los personajes», explicó Del Castillo, quien siguiendo su necesidad de reinventarse, desde hace una década radica en Los Ángeles, California, donde poco a poco consolida su imagen a nivel internacional.

En cuanto al amor, jamás se cerró y logró sólidas relaciones, una de ellas al lado del también actor Demian Bichir, pero fue hasta el 2009 cuando la actriz nuevamente se casó, ahora con Aarón Díaz, en una ceremonia íntima en San Miguel de Allende, Guanajuato, aunque el matrimonio sólo duró dos años.

«Estoy abierta al amor, pero ahora también soy una mujer cautelosa, que está contenta de quien es, la edad que tiene, con lo que he hecho y con la mujer que soy, para bien o para mal», concluyó.